CardioGest
GESTIÓN INTEGRAL DE SERVICIOS DE CARDIOPROTECCIÓN
+34.972.406.813 | +34.686.196.366

Fallece durante el partido del Somozas su presidente y alcalde Manuel Candocia

Manuel Candocia, alcalde de Somozas, falleció durante el encuentro que enfrentaba al equipo que preside contra el Cerceda. El club había devuelto el desfibrilador hace un año

La desgracia azotó de pleno a la UD Somozas, un equipo de Tercera división del grupo gallego. Su presidente y alcalde de la ciudad desde 1979, Manuel Candoncia, falleció de un infarto durante el partido que enfrentaba a su equipo con el Cerceda. Según informa la Radio Gallega, el presidente sufrió un infarto durante el partido y fue uno de los jugadores del equipo del Somozas, Javi Rosa, el que le practicó un masaje cardiaco a la espera de la ambulancia que, una vez en el campo, solo pudo certificar su muerte.

Pero las noticias fueron aún más dramáticas cuando en la Radio Gallega, José García Liñares, presidente de la Federación de fútbol gallega, comentó que el equipo del Somozas renunció al desfibrilador en su momento, un instrumento que podría haber evitado esta tragedia.

Javi Rosa también habló para los micrófonos de la radio pública de galicia y comentó que Candocia respondió a sus masajes cardíacos pero que volvió a sufrir otra recaída que le fulminó. Además puntualizó que con el desfibrilador y la ambulancia a tiempo en el campo de Pardiñas podría haberse salvado.

Fuente: Grada 360

Policía Local de Lloret salva vecino con paro cardiaco gracias al desfibrilador

IMG_20131218_130802

La Policía Local de Lloret de Mar ha conseguido mantener con vida a un vecino de la localidad que había sufrido una parada cardiorrespiratoria en su vehículo, gracias a las maniobras de reanimación y a la utilización de un aparato desfibrilador (DEA).

Según han informado hoy fuentes municipales, el pasado viernes un ciudadano alertó a la Policía Local de que, en el interior de un vehículo estacionado en un aparcamiento privado de la calle Sènia de Barral había un hombre aparentemente inconsciente.

Al llegar los agentes al lugar encontraron a un hombre de 44 años, vecino de Lloret, inconsciente y que se encontraba en parada cardiorrespiratoria.

Los agentes le sacaron del vehículo e iniciaron las maniobras de reanimación y utilizaron el aparato desfibrilador (DEA), antes de alertar a los servicios medicalizados que relevaron a los agentes en la atención al paciente.

La rapidez de la actuación y las maniobras practicadas permitieron la recuperación del paciente, que, una vez estable, fue trasladado al Hospital Comarcal de la Selva en una ambulancia medicalizada del Servicio de Emergencias Médicas (SEM).

Actualmente, Lloret de Mar cuenta con trece desfibriladores (DEA) en diferentes puntos fijos del municipio, a los que se añaden cinco móviles, seis de temporada ubicados en las instalaciones de salvamento y otros cinco en instalaciones deportivas.

Este año, el ayuntamiento de Lloret ha realizado siete sesiones de formación sobre el funcionamiento de los desfibriladores a un total de 117 efectivos de la Policía, auxiliares de protección del entorno, voluntarios de Protección Civil, conserjes y otros trabajadores municipales que tienen un DEA cerca.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Jordi Martínez, ha considerado que éste es “un caso claro de cómo los desfibriladores tienen una función vital a la hora de poder salvar vidas en momentos críticos”.

“Desde nuestro punto de vista, la formación del personal municipal que interviene de manera más inmediata en estos casos es primordial”, ha añadido.

Fuente: LA VANGUARDIA

Cada dos horas y media se produce una muerte por paro cardíaco en Cataluña

En Cataluña cada dos horas y media muere una persona de paro cardíaco súbito, es decir, hay unos 10 muertos al día. En la mayoría de casos, la parada cardiaca súbita se produce por una alteración del ritmo cardíaco, consecuencia de un infarto. Si cuando se produce esta situación la víctima no es atendida rápidamente, la muerte poco producirse en pocos minutos. Pero si las personas que presencian una parada cardiorrespiratoria atienden a la víctima de manera correcta, su supervivencia puede aumentar. Esta atención sólo se produce en 1 de cada 5 personas que sufren un paro fuera del hospital. Nos lo ha explicado Manel Cerda, presidente del Consejo Catalán de Resucitación.

Fuente: 8TV

Los desfibriladores han salvado once vidas en las comarcas gerundenses

 

Finaliza la instalación de 747 aparatos en la demarcación con una inversión de más de 1, 3 millones de euros

Los desfibriladores públicos instalados en las comarcas gerundenses han salvado la vida a once personas que sufrieron una parada cardiorrespiratoria en la calle en poco más de dos años, desde que Dipsalut comenzó a instalarse los en colaboración con los ayuntamientos, la Universidad de Girona y el SEM. Ahora se da por terminada la colocación de los aparatos en la demarcación, con un total de 747, pero ya se están estudiando otras actuaciones como formar a los estudiantes de institutos gerundenses en primeros auxilios. El director científico del proyecto, el cardiólogo Ramón Brugada, ha valorado de “gran éxito” el programa, que se ha convertido en un referente mundial al tiempo que ha contado con una buena respuesta ciudadana.

Fuente: Diari de Girona

El bar coruñés que atiende paradas cardíacas

En la innovación está el éxito. O al menos eso pensaría el dueño del local de hostelería «The Breen’s Tavern», ubicado en la céntrica plaza de María Pita de La Coruña, al decidir colocar un desfibrilador semiautomático para atender posibles paradas cardiacas.

La instalación de desfibriladores en locales de hostelería, habitual en Estados Unidos y en los países del norte de Europa, es pionera en Galicia y posiblemente en España, ha asegurado en declaraciones a los periodistas el portavoz del grupo Seec, dado que, en la actualidad, los desfibriladores en España suelen estar instalados en grandes hoteles y centros comerciales. El equipo, con el que el local cuenta desde este viernes, está compuesto por un desfibrilador semiautomático está preparado para ser utilizado por personal no médico y una mochila de oxigenoterapia, con un coste conjunto de 1.600 euros. «Salvar una vida no tiene precio», ha afirmado el propietario del establecimiento, Carlos Espinosa. Y el personal del establecimiento ha recibido una formación de 8 horas para la realización de procedimientos de reanimación cardio-pulmonar (RCP).

La instalación de un desfibrilador en una plaza habitualmente tan concurrida como la de María Pita ayudará a aumentar la seguridad de los vecinos, ya que el 90 por ciento de las muertes súbitas en su mayoría provocadas por problemas cardíacos se producen fuera de un hospital. En este tipo de casos, la rapidez en la desfibrilación es fundamental para mejorar el pronóstico ya que «por cada minuto que se retrasa la misma, la supervivencia disminuye entre un 7 y un 10 por ciento», ha explicado Varela.

Fuente: ABC

16 de Octubre Día Europeo de Concienciación de la Parada Cardiaca

Hoy 16 de octubre, se declara el día Europeo de toma de conciencia de la PCR . El lema escogido para este año es ” NIÑOS SALVANDO VIDAS, APRENDIENDO RCP EN LAS ESCUELAS”

Este es el eslogan escogido por el European Resuscitation Council ( ERC ) para celebrar el primer Día Europeo de Concienciación de la parada cardiorrespiratoria el próximo día 16 de octubre . En España, el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar ( CERCP ) y en Cataluña el Consejo Catalán de Resucitación de la Academia se encargarán de aglutinar las actuaciones que harán las entidades que los componen .

Esta iniciativa, dirigida inicialmente a la población escolar, se ha extendido a la población general ya la sanitaria en particular, a fin de tomar conciencia del problema que representa el paro cardiaco, la cual es responsable de más de 350.000 muertes en el año fuera de los hospitales en Europa . Esta cifra , que en Cataluña supone una muerte súbita cada dos horas y media , es decir al borde 10 muertos cada día , multiplica por 5 las muertes producidas por accidente de tráfico . Paradójicamente, las cifras invertidas en Seguridad Vial superan en mucho a las invertidas en Resucitación Cardiopulmonar.

Generalmente, el paro cardiaco se convierte de forma repentina e inesperada en una persona aparentemente sana y con buen estado de salud. En la mayoría de ocasiones está provocada por una alteración del ritmo cardíaco que suele ser consecuencia de un infarto agudo de miocardio. Si cuando se produce esta situación, la víctima no es atendida rápidamente, la muerte puede producirse en pocos minutos y , en caso de recuperación , ésta puede darse con presencia de graves e invalidantes secuelas . Las posibilidades de sobrevivir al año de haber sufrido una parada cardiorrespiratoria se sitúan, de media en Europa, al borde del 10 %. Sin embargo, sabemos de cierto que si los testigos presenciales de una parada cardiorrespiratoria realizan una serie de acciones encadenadas , denominadas ” Cadena de la Supervivencia ” , y que pueden ser ejecutadas por la mayoría de las personas , esta supervivencia podría incrementarse entre 2 y 3 veces .

Hoy en día sin embargo, estas maniobras sólo se realizan en casi 1 de cada 5 personas que sufren un paro fuera del hospital. Las cuatro anillas o eslabones de la Cadena de la Supervivencia son, en primer lugar, el reconocimiento precoz y la alerta rápida de los servicios de emergencias, seguido del inicio inmediato de maniobras de Resucitación Cardiopulmonar (RCP), la desfibrilación precoz, y por último , el apoyo cardiovascular avanzado administrado en el más corto plazo posible . Las dos primeras anillas, que constituyen el Soporte Vital Básico (SVB), deberían ser conocidas por toda la población.

Según la American Heart Association (AHA), para que la supervivencia a la parada cardiaca aumente habría formar en técnicas de RCP al menos un 20 % de la población. Desde 2003 aconseja la introducción de la formación en RCP en el currículo escolar y el adiestramiento en dichas técnicas de los profesores y estudiantes. En este sentido cabe destacar la experiencia en nuestro país del programa iniciado en las Tierras del Ebro en 2008. Con la Fiesta Europea de Concienciación del Parada Cardiaca se pretende su generalización en el ámbito docente.

Un taxi de Igualada se convierte en el primero de estos vehículos cardioprotegido de España

El empresario Ricard Tomàs aplica las nuevas tecnologías a su taxi.

Tomàs es el propietario de la empresa de transporte Taxisigualada.com.

El taxista se ha formado en el uso del aparato en caso de urgencia.

La capital de la comarca barcelonesa de l’Anoia cuenta con el primer taxi cardioprotegido del Estado. Se trata de una iniciativa del propietario de Taxisigualada.com, Ricard Tomàs, que ha incorporado un desfibrilador en su vehículo. Además del aparato también se ha formado al empresario para que se pueda hacer uso siempre que sea necesario.

Pionero en las nuevas tecnologías en el taxi Ricard Tomàs fue pionero hace cuatro años en la implantación de las nuevas tecnologías en el taxi con un sistema de conexión wifi en el automóvil, un ordenador portátil, una pequeña impresora y una tableta para que los clientes se puedan la usen durante el trayecto.

Puede proteger la vida no solo de los usuarios del taxi sino de las personas que puedan tener problemas cardíacos en lugares públicos Ricard Tomàs ha explicado que el hecho de que el vehículo esté permanentemente en lugares públicos muy transitados “puede proteger la vida no solo de los usuarios del taxi sino de las personas que puedan tener problemas cardíacos en lugares públicos cerca del vehículo”.

Anima a otros taxistas a seguirle El taxista quiere que otros profesionales del transporte público sigan la iniciativa y por este motivo ha animado a sus compañeros taxistas a instalar desfibriladores en los vehículos. Conocido como ‘el primer taxista 2.0′, Tomàs ha recibido numerosos premios y reconocimientos, como los premios TIC Anoia. Además también dispone de un Código Ético con Responsabilidad Social para atender a personas sin recursos que le deriven los asistentes sociales en casos de emergencia.

Fuente:  20 Minutos

L’Hospitalet instala desfibriladores en todos los equipamientos deportivos

El consistorio ha formado a un centenar de personas sobre su funcionamiento. La medida pretende minimizar las consecuencias de una parada cardíaca.

L’Hospitalet de Llobregat (EFE).- El Ayuntamiento de L’Hospitalet ha colocado desfibriladores semiautomáticos externos en los 23 equipamientos deportivos de la ciudad. La iniciativa pretende poder ofrecer una actuación precoz en caso de emergencia a los usuarios que sufran una parada cardíaca, teniendo en cuenta que la mayoría de las muertes súbitas cardíacas se producen fuera del ámbito sanitario y, en muchos casos, durante la práctica deportiva.

La alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, ha visitado esta mañana de miércoles el polideportivo del barrio de Sanfeliu, donde se ha instalado uno de estos desfibriladores, y ha destacado su importancia “porque se ha demostrado que la atención inmediata es vital”.

Una atención rápida

Los desfibriladores externos automáticos son unos dispositivos médicos que permiten identificar sin errores las arritmias que pueden ser atendidas con este aparato y administrar la descarga eléctrica cuando está indicada.

Estos aparatos, que por sus características pueden ser utilizados por personal no médico, permiten una primera actuación que, por su inmediatez, puede mejorar las posibilidades de supervivencia de las personas afectadas por un paro cardíaco. En este caso, además, cuando se activa el desfibrilador, el aparato alerta a un servicio de emergencias médicas que garantiza el desplazamiento inmediato de una ambulancia.

Fuente: La Vanguardia

Un ciclista con un grave infarto en Sevilla se salva gracias a una médica “providencial”

Un ciclista que sufrió un grave infarto de miocardio salvó la vida providencialmente gracias a una joven médica y un bombero que hacían deporte en el mismo lugar y que de inmediato le practicaron maniobras de resucitación.

José Pavón, de 67 años, pedaleaba el domingo 25 de agosto por un carril bici de la zona de Entre Núcleos, en Dos Hermanas (Sevilla), cuando sufrió un infarto fulminante y cayó desplomado junto a un árbol. La casualidad quiso que detrás de él circulasen dos jóvenes, una de ellas una médica que de inmediato comprendió lo que había sucedido y comenzó a dar masaje cardíaco al ciclista, mientras su amiga llamaba al servicio de emergencia del 112. A los pocos minutos llegó al lugar un bombero que también conocía las maniobras de resucitación cardiopulmonar y que se turnó con la doctora durante unos quince minutos hasta que llegó una ambulancia cuyos sanitarios sacaron al enfermo de la parada cardíaca mediante un desfibrilador.

José Pavón ha explicado que aquella mañana había salido a montar en bici, como hace a menudo, y había llegado hasta un lugar bautizado por él mismo como La Veleta, donde cada día colocaba una piedrecita en el árbol más alto, como señal de haber estado allí. Cuando hacía el trayecto descendente hacia su casa, adelantó a las dos jóvenes ciclistas y a continuación sintió que “algo no iba bien. Mi bicicleta se tambaleaba, me detuve junto a un árbol que me hizo de apoyo por unos segundos pero mi cuerpo cayó desplomado”.

Ahora no tiene más que palabras de agradecimiento para “los dos ángeles” que le seguían en bicicleta, a las que, asegura, nunca podrá agradecer lo que hicieron por él y su familia. José cree que está vivo “gracias a la decisión y profesionalidad extrema de aquella persona y a los viandantes que pasaban por la zona”, que le mantuvieron “vivo sin estarlo durante un cuarto de hora”. Relata que llegó a la UCI del hospital de Valme de Sevilla “estabilizado, pero en coma”. “Usaron sus conocimientos y herramientas para que toda una vida no se desvaneciera como la nada, dándome otra oportunidad para poder disfrutar de la vida desde otro ángulo”, comenta. Un par de días después, “volví a estar en mi cuerpo y poco a poco en mi mente, junto al calor de los míos”, explica.

El 3 de septiembre recibió el alta y hoy vuelve a “celebrar la vida gracias a personas que han aunado fuerzas y conocimientos para hacerlo realidad”. La doctora que lo atendió, Lola García Medina, ha asegurado que José Pavón habría muerto o habría quedado con graves secuelas cerebrales en caso de no haber recibido asistencia inmediata. En estos casos -expone- es vital actuar en los primeros instantes, cuando aún no han podido llegar los servicios médicos, mediante una sencillas maniobras que puede conocer cualquier ciudadano y que se aprenden en cursos de unas horas, como el que había recibido el bombero que la ayudó. García Medina, que también trabaja en el hospital de Valme, recuerda que unos días después fue a ver al ciclista a su habitación y sintió “una enorme alegría al verlo comer”, comparable al agradecimiento que le transmitió la familia cuando les contó cómo había sido su intervención. José Pavón, que ahora se recupera en su domicilio de Dos Hermanas, agradece el trabajo de “todos” los que le “devolvieron la vida” y le “han hecho un afortunado” y anima a que todos colaboren cuando alguien necesita ayuda, como la necesitó él.

Fuente: EL DÍA.es

Muere un submarinista en una playa de Palamós

Se trata de un hombre holandés de 58 años que buceaba con un grupo y que ha sufrido una parada cardiorrespiratoria

Un hombre de 58 años y nacionalidad holandesa ha muerto este mediodía en la playa del Morro del Ternero de Palamós (Girona). Según las primeras informaciones, el hombre estaba practicando submarinismo con seis compañeros cuando ha tenido algún problema y ha salido por su propio pie del agua, momento en el que ha sufrido una parada cardiorrespiratoria.

En la misma playa se le han practicado las maniobras de reanimación, pero finalmente el médico del SEM ha certificado su muerte. La Dirección General de Protección Civil de Cataluña, a través del Centro de Coordinación de Emergencias de Cataluña, ha recibido el aviso de la muerte del submarinista cuando faltaban pocos minutos para las doce y media.

Desde el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), ha enviado al lugar dos ambulancias y también se han desplazado dos patrullas de Mossos d’Esquadra y efectivos de la Policía Local de Palamós. Los hechos han ocurrido en la playa del Morro del Ternero de Palamós, donde esta mañana había unas condiciones de baño óptimas tal como indicaba la bandera verde y también había servicio de vigilancia.

Fuente: Diari de Girona