CardioGest
GESTIÓN INTEGRAL DE SERVICIOS DE CARDIOPROTECCIÓN
+34.972.406.813 | +34.686.196.366

Los socorristas de Blanes disponen de 14 desfibriladores

Las playas de Blanes son este verano pioneras en Cataluña y en todo el Estado español por haber sido las primeras en ser Territorio cardioprotegido. El motivo, los efectivos del Servicio de Vigilancia salvamento y socorrismo (SVSS) han asistido a un curso especializado dirigido únicamente al personal de emergencias para la utilización de los DEA (desfibrilador externo automático) que les ha facilitado Dipsalut, el organismo autónomo de la Diputación.

Así, los efectivos del SVSS disponen de un total de 14 DEA a su alcance: 9 móviles y 5 extraíbles ubicados en columnas fijas. Tres de los desfibriladores móviles están distribuidos los puestos de socorro (situados en la Cala San Francisco, Blanes Centre y s’Abanell), otro aparato móvil está en la Oficina de Turismo de Los Pinos, cerca de la playa, y los otros cinco forman parte del equipamiento que llevan los vehículos de emergencia de la Policía Local y Protección Civil de Blanes.

En cuanto a los cinco desfibriladores fijos, están en columnas situadas muy cerca de la playa: el paseo Pau Casals, paseo de Dentro, plaza Virgen del Vilar de Los Pinos, plaza Cataluña y paseo Cataluña. En Blanes hay un total de 14 columnas con DEA, que se pusieron en marcha en mayo de 2013.

El curso de utilización de los DEA lo ha impartido la Universidad de Girona mediante el programa de Dipsalut “Girona Territorio cardioprotegido” y ha formado los socorristas de Blanes tanto en el uso de los desfibriladores automáticos (DEA) como en la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) que complementa el aprendizaje. Se trata de un tipo de formación específica para personal de emergencias, distinto del que se imparte a la ciudadanía en general para que pueda utilizar los DEA públicos.

El servicio de socorrismo y salvamento se puso en marcha ayer, y se alargará hasta el 14 de septiembre, aunque el viernes ya comenzaron las primeras tareas con un curso que se impartió a sus efectivos durante toda la jornada. Este viernes también dedicaron parte del día al realizar tareas de adecuación de los puestos de socorro.

El servicio funciona en horario ininterrumpido desde las 10:30 horas a las 18:30, de lunes a domingo, con dos temporalidades. La temporada baja cuenta con dos periodos del 14 al 30 de junio y del 8 al 14 de septiembre, y la temporada alta, del 1 de julio al 7 de septiembre. Durante este tiempo, también existe el Servicio de Vigilancia, Salvamentos y Rescates de Protección Civil, que funciona a través de una embarcación ligera semirrígida con motor fuera de borda de 175 CV.

Este año se cuenta con un total de 22 socorristas acuáticos, de los cuales 2 son coordinadores que van en bicicleta patrullando en la zona de paseo más cercana a la playa. Todos ellos están repartidos en función de las necesidades de servicio a los 3 puestos de socorro fijos, así como en 7 torres y sillas de vigilancia.

Otro recurso que ofrecen es el Servicio de Silla Anfibia para personas con movilidad reducida, situado el puesto de socorro de la playa de s’Abanell. El servicio está atendido por socorristas acuáticos, que son quienes se encargan de facilitar su uso a la persona que lo solicita.

Fuente: Diari de Girona

Una Gasolinera que salva vidas

La estación de servicio de Reza, en la provincia de Orense, es la primera de Galicia con zona cardioprotegida. Si un cliente sufre un infarto, sus empleados podrán reanimarlo durante el tiempo que tarden en llegar los sanitarios.

Pacientemente, espera la llegada del autobús urbano. De repente, comienza a sentirse indispuesto. Una fuerte presión en el pecho le obliga a respirar con dificultad, siente palpitaciones y le invade la ansiedad. Está empezando a sufrir los primeros síntomas que alertan de un posible infarto. Se trata de una recreación ficticia. Una escena que, de ser real y de producirse en el margen de la carretera OU-402 a su paso por el municipio orensano de Reza, tendría una solución inmediata.

La estación de servicio de Reza posee desde la semana pasada un desfibrilador para uso de sus clientes y de los vecinos de la comarca, un equipo que permite convertirla en la primera gasolinera gallega «cardioprotegida» —como le gusta denominarla a su propietario, Jesús Vázquez— y la segunda de España de estas características. Es en el municipio madrileño de Algete donde se ubica la otra gasolinera con zona cardioprotegida. Algete Fuel está preparada desde el pasado mes de octubre para actuar eficientemente en caso de que se alguien sufra un paro cardíaco realizando las maniobras de reanimación cardiopulmonar necesarias.

A su imagen y semejanza, en Reza instalaron un desfibrilador y un equipo de oxígeno terapia mantener con vida a la persona que esté sufriendo un ataque al corazón mientras no llega la ambulancia que la traslade a un centro hospitalario. Son segundos vitales, ya que, según apuntan expertos, cada minuto que pasa, disminuyen las posibilidades de sobrevivir a un infarto en un 10 por ciento. Por ello, Jesús Vázquez considera imprescindible el sistema que acaba de instalar en su gasolinera.

«Este equipo debería de estar presente en recintos deportivos y locales públicos»

La iniciativa surgió a proposición del responsable de Equipamientos Sanitarios Castro, amigo de los empleados de la estación de servicio, que les recomendó la instalación de este equipo. «Nos convenció la idea de dar un servicio más a los clientes y a los vecinos del lugar», explica Vázquez. Afortunadamente, nunca tuvieron que actuar auxiliar a ningún cliente, y «esperan no tener que hacerlo nunca, pero en caso de ser necesario, están preparados». Desde la semana pasada que implantaron el dispositivo, reciben más visitas que nunca. Vecinos y curiosos se acercan a la gasolinera para preguntar en qué consiste «ese aparato», relata el dueño del surtidor.

Para poder ofrecer este servicio, los seis empleados de la gasolinera y él, tuvieron que realizar un curso de formación de primeros auxilios. Unas sencillas clases en las que aprendieron a utilizar el equipo, diseñado para ser manipulado por personal no sanitario. «Es muy fácil de usar, y el margen de error es mínimo. El propio sistema va indicando los pasos a seguir», asegura el empresario. Y es que antes de realizar una descarga, el desfibrilador hará un electrocardiograma para revisar si el paciente necesita la descarga o no. Si en esta inspección detecta que no es necesaria, la acción quedará paralizada. «Es prácticamente imposible equivocarse».

Principal causa de muerte

Esta gasolinera aspira a ser «un ejemplo para otras», dado que, a ojos de su dueño, «este equipo debería de estar presente en recintos deportivos y establecimientos públicos». Al hilo, el gerente de la empresa que instaló el dispositivo en la gasolinera, Jesús Castro, recuerda «los infartos son la primera causa de muerte en toda España». Y es que cada año mueren por esta causa unas 60.000 personas.

Fuente: ABC

El CZFB instala desfibriladores públicos en el polígono de la Zona Franca

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) ha instalado una red de desfibriladores fijos y móviles en el polígono barcelonés, que se ha convertido así en pionero en España, ha informado este martes el consorcio, que también está ofreciendo cursos de soporte vital básico y cardioprotección.

En un comunicado, el CZFB explica que hay tres desfibriladores fijos accesibles al público en general y situados en la calle para poder ser utilizados en caso de emergencia, y también hay dos aparatos móviles que llevan las patrullas de seguridad del polígono.

Totalmente automáticos, los desfibriladores adquiridos por el CZFB son capaces de analizar las características físicas del enfermo, su problemática cardíaca y de regular la potencia de desfibrilación que se requiere. Además, cuentan con una memoria interna que registra cual fue su utilización y las constantes vitales, lo que es muy útil para el personal sanitario que intervenga posteriormente en la emergencia.

En caso de parada cardiorespiratoria, el tiempo de reacción es fundamental, ya que se estima que las opciones de supervivencia disminuyen en un 10% por cada minuto que pase sin la asistencia médica adecuada, ha señalado el CZFB.

Los aparatos fijos se han situado ante la sede central del Consorcio (avenida Parc Logístic 2-10), en el aparcamiento del edificio A de la Zona Franca Aduanera (calle 5 s/n) y ante el edificio BP (antigua sede del CZFB y actual sede de los salones BMP y SIL, en el número 19 de la calle 60).

Fuente: La Vanguardia

Asda instalará desfibriladores en todas sus tiendas

Estarán disponibles a finales del año en sus supermercados, almacenes y oficinas

La cadena británica Asda planea introducir desfibriladores en todos sus supermercados de Reino Unido, después de firmar un acuerdo con la Fundación Británica del Corazón (BHF).

Los desfibriladores han comenzado a introducirse ya en los establecimientos de Londres y estarán en todos sus supermercados a finales de año. Podrán ser utilizados por cualquier persona para realizar ‘electroshocks’ cuando alguien lo requiera por paro cardiaco.

“Estamos muy orgullosos de invertir más de 500.000 libras (605.000 euros) en procurar desfibriladores en todas las comunidades donde trabajamos, ya que ofrecemos un mejor       equipamiento para poder salvar vidas”, ha explicado el director de Comunidad de Asda, Dawn Clements.

Asda contará con desfibriladores en sus 609 tiendas, almacenes y oficinas a finales de 2014. El BHF trabajará con las ambulancias locales para dirigir un programa de formación a los 12.000 empleados de Asda que se han ofrecido a aprender su uso.

Fuente: InfoRetail

Dos guardias civiles fuera de servicio salvan a un jugador de pádel de un infarto

Los agentes jugaban en una cancha anexa y acababan de recibir hace un mes formación sobre primeros auxilios por parte del Samur y han utilizado un desfibrilador

Dos guardias civiles que no estaban de servicio han conseguido sacar de la parada cardíaca a un hombre de 56 años que estaba jugando al pádelen el antiguo Parque Sindical, el actual polideportivo de Puerta de Hierro, han informado desde Emergencias Madrid a Ep.

El aviso ha llegado a la central del Samur poco antes de las 15 horas. Alertaba de un hombre que se había desvanecido mientras jugaba un partido de pádel junto con otros tres compañeros.

Ha dado la casualidad de que en la pista contigua se encontraban dos guardias civiles, que no estaban de servicio, que hacía un mes habían recibido la formación que imparte el Samur sobre técnicas de reanimación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Los guardias civiles se han encontrado con que la víctima no tenía pulso, por lo que han iniciado las maniobras básicas de reanimación. Además han solicitado al personal del polideportivo el desfibrilador semiautomático (DESA) con el que cuentan todas las instalaciones deportivas municipales. Con la primera descarga aplicada han conseguido sacar a la víctima de la parada cardíaca.

Cadena de supervivencia

A los pocos minutos ha llegado el Samur, que ha estabilizado al paciente y le ha trasladado a la unidad coronaria del Hospital Clínico. Se da la circunstancia de que pocas horas antes el Samur había presentado en un acto algunos casos de la cadena de supervivencia, que consta de cuatro eslabones.

El primero de ellos es la llamada inmediata a los servicios de emergencia. Aquí es donde entra la formación en RCP (resucitación cardio pulmonar) ya que un testigo capaz de realizar una maniobra de este tipo duplica la posibilidad de supervivencia.

La aplicación precoz de la desfibrilación por personal entrenado y experimentado es el tercer eslabón de la cadena de la vida. El cuarto eslabón lo constituye el proceso asistencial especializado realizado por el Samur, con la estabilización del paciente hasta su ingreso en la unidad hospitalaria.

Fuente: ABC

El desfibrilador de una farmacia salva la vida a un hombre en la estación Sants

El paciente, de 50 años, sufrió un infarto en el vestíbulo de la estación de tren

La primera fase de la implantación de una red de desfibriladoresen todas las farmacias de Barcelona demostró este miércoles por primera vez su utilidad, cuando dos farmacéuticas salvaron la vida de un hombre de alrededor de 50 años que sufrió un infarto en el vestíbulo de la estación de Sants.

“El hombre estaba azul”

Las hermanas Elena y María Schröder utilizaron el desfibrilador instalado desde diciembre en su local, y con la ayuda de una enfermera que pasaba por el lugar, y que se ocupó de administrar los masajes cardiacos, mantuvieron con vida al paciente hasta la llegada de los equipos de emergencia. “El hombre estaba azul y parecía que se iba a ahogar”, dijeron después de atenderle.

30 farmacias con desfibriladores

La Farmàcia de l’Estació es una de las 30 farmacias barcelonesas que desde diciembre disponen de un desfibrilador, y lo tienen gracias a un programa pionero en España. “Para nosotros es una satisfacción muy grande”, declaró Xavier Vilda, gerente de Barcelona Salut, la asociación de médicos que está detrás de la iniciativa.

En ella colaboran la Asociación de Farmacias de Barcelona (AFB) y el Colegio de Farmacéuticos, mientras que Laboratoris Ferrer y la Fundació Axa se encargan de la financiación. Está previsto que todas las farmacias barcelonesas dispongan de un desfibrilador en el 2016.

Fuente: El Periódico

Protección Civil Antequera se equipa con uno de nuestros desfibriladores

Protección Civil de Antequera ha  presentado hoy el nuevo material y equipamiento especializado que el Área de Seguridad y Tráfico del Ayuntamiento de Antequera ha adquirido para Protección Civil, destacando la incorporación de un nuevo desfibrilador semiautomático que a partir de ahora estará presente en todos los servicios que asista dicha agrupación “pudiendo suponer la diferencia entre salvar o no una vida mientras llega una ambulancia en caso de una determinada necesidad”, asegura González, teniente de alcalde de Seguridad y Tráfico.

 

La Policía Local de Llagostera salva la vida a un vecino con parada cardíaca

La rápida intervención de la Policía Local de Llagostera ha permitido salvar la pasada noche la vida de un vecino de la localidad que había sufrido una parada cardiorespiratoria, según informan fuentes municipales.

Los hechos tuvieron lugar cuando una patrulla en tareas de seguridad ciudadana fue requerida por un ciudadano que se quejaba de un fuerte dolor abdominal.

Los agentes han acudido al lugar y han activado una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas pero, mientras esperaban, el hombre, de 36 años, ha perdido el conocimiento.

Tras comprobar que este vecino de Llagostera ni respiraba ni tenía pulso, los policías han activado el protocolo de emergencia y hecho uso del desfibrilador móvil que llevan en su vehículo oficial.

A raíz de esta maniobra, el hombre ha recuperado la conciencia y, una vez llegado el personal sanitario, le han estabilizado y trasladado hasta el parque hospitalario Martí Julià de Salt, donde ha quedado ingresado.

Llagostera dispone de dos desfibriladores móviles en dos vehículos policiales y tres fijos externos instalados en la Plaça Catalunya, el Centro de Asistencia Primaria y el Pabellón Municipal de Deportes.

El uso y disposición de estos aparatos se enmarca dentro del programa ‘Girona, territorio cardioprotegido”, impulsado desde el Dipsalut, organismo autónomo de la Diputación de Girona..

Fuente: La Vanguardia

La Policía de Pals salva un turista con un desfibrilador

Un hombre de Perpiñán de 57 años tuvo un paro cardiaco el día de Todos los Santos por la noche y los agentes le reanimaron con la ayuda de un DEA

El pueblo dispone de cuatro dispositivos

Dos agentes de la Policía Local de Pals , Joan Reches y Albert González, salvaron la vida, el día de Todos los Santos, a un ciudadano norte- catalán de 57 años gracias a la rápida actuación ya la ayuda de un desfibrilador externo automático (DEA). El hombre atendido, de Perpiñán, tuvo un paro cardíaco y está ingresado en estado estable en el hospital Vall d’Hebro , en Barcelona, donde fue trasladado después de haber recibido los primeros auxilios.

Esta es una de las actuaciones que justifican plenamente el despliegue de desfibriladores de la campaña Girona, territorio cardioprotegido, que se comenzó a implementar en 2011 y que ha llegado a un despliegue de hasta el 614 instalados actualmente.

Los agentes Reches y González activaron a las 8 y 12 minutos de la tarde del día 1, tras recibir un aviso de que un hombre necesitaba asistencia rápida en la habitación del hostal Can Barris. ” Tardamos nada”, recordaba ayer Reches, que hacía notar la proximidad entre la sede de la Policía Local, en la plaza de Cataluña, y el hostal. Inicialmente, los agentes salieron a atender la urgencia con la idea de que asistían a un posible ataque epiléptico. “Vimos enseguida -explicó Reches , el agente más experimentado de los dos- que se trataba de un paro. “Encontramos este señor inconsciente”, recordó.

Los policías locales activaron el protocolo previsto para estas situaciones y cuando llegaron al hostal ya habían dado aviso al teléfono de urgencias 112. Al llegar a la habitación y comprobar el alcance, hicieron una segunda llamada, según explicaban ayer, al 112, para confirmar el paro y para reclamar la presencia de una ambulancia UCI. Al cabo de unos minutos, la Unidad de Soporte Vital relevó los dos agentes, y el ciudadano norte -catalán, ya intubado y con la asistencia del médico de la ambulancia medicalizada, fue trasladado,  ya estable  un rato más tarde.

La Policía Local de Pals ha activado en los últimos cuatro años sus desfibriladores móviles ocho o diez veces, según confirmaban ayer varios agentes policiales, corporativamente orgullosos de la actuación de sus dos compañeros el día de Todos los Santos.

Pals dispone actualmente de cuatro desfibriladores: tres de los de la remesa de Dipsalut – dos de los cuales son fijos – y uno móvil que ya tienen desde hace unos cuatro años. Este llegó gracias a una donación de un vecino de la población, contento con el apoyo recibido de la Policía Local. ” ¿Qué necesita ? ” , Les dijo. “Un desfibrilador nos iría bien” , le contestaron. Y llegó. “Estamos encantados de tenerlos”, confirmaba Reches, que llegaba a asegurar: ” Si ahora se lo llevaran sería como si nos arrancaran una pierna. ” El más joven de los dos agentes, Albert, hacía notar ayer que una actuación así era muy gratificante. “En un pueblo todo se sabe y la gente te comenta. Al día siguiente estábamos todos muy contentos. ”

Reches aprovechaba la ocasión para soltar lo que tenía dentro: “Es bueno que la gente no te vea sólo como un ponemulta . A nosotros nos llaman enseguida. Hay gente a la que el 112 se les hace grande. Y estamos contentos de poder atender a la gente. ”

En la sede de la policía todo el mundo decía la suya.”Oye , chico , hoy ya puedes poner los nombres y apellidos , eh ! ” Pues eso: Albert González y Juan Reches .

Fuente: El Punt

Donde hay aglomeraciones debería haber desfibriladores

 

El desafortunado fallecimiento de Manuel Candocia no es un caso aislado. Cada año se registran en España unas 24.500 paradas cardíacas extrahospitalarias, una cifra que da idea de la importancia de contar con los medios adecuados para evitar que deriven en fallecimientos. Desde hace unos años se ha extendido la presencia de desfibriladores en instalaciones en las que se concentran grandes aglomeraciones de público, como aeropuertos, centros comerciales o dependencias deportivas. En el campo de fútbol de As Somozas, en el que el domingo falleció Manuel Candocia, no lo había. Según comentó el presidente de la Federación Galega de Fútbol, el club lo rechazó porque el propio Candocia creía que, sin saber usarlo, podía hacer más daño que bien ¿Son realmente efectivos estos dispositivos?

Para el doctor Javier García Seara, electrofisiólogo cardíaco, la respuesta a esta cuestión está clara: «En lugares donde haya aglomeraciones debería haber desfibriladores». Son, por tanto, útiles. Pero, ¿puede manejarlos cualquiera? La respuesta, en este caso, es no. Javier García explica que los desfibriladores que se utilizan en instalaciones extrahospitalarias son semiautomáticos, de manera que «tienen la inteligencia de detectar las arritmias». La persona encargada de utilizarlos no tiene, pues, por qué ser cardiólogo ni tener conocimientos médicos, pero sí tiene que estar entrenada y saber «cómo poner las palas y administrar la terapia». Lo habitual, sostiene García Seara, es que se entrene a alguna persona para que pueda utilizar el desfibrilador en caso necesario. Pero lo deseable, en su opinión, sería que este tipo de entrenamiento formase parte de los conocimientos de primeros auxilios y que estos llegasen a un porcentaje más amplio de la población.

Para este profesional de la cardiología, la clave para evitar incidentes de este tipo es la prevención. Hay pruebas, dice, con las que puede detectarse el riesgo de muerte súbita. Se da la circunstancia, además, de que «la mayor parte de las personas que mueren súbitamente no padecían una enfermedad cardiovascular conocida. Muchas veces es la primera manifestación».

Fuente: La Voz de Galicia