CardioGest
GESTIÓN INTEGRAL DE SERVICIOS DE CARDIOPROTECCIÓN
+34.972.406.813 | +34.686.196.366

30 restaurantes compran desfibriladores para curar de infartos a los comensales

  • Al año hay 35.000 muertes súbitas, el 88% de origen cardiaco.
  • Se podrían salvar los infartados de miocardio.
  • El aparato lo puede utilizar cualquiera con una mínima formación.

Treinta establecimientos españoles, una veintena madrileños, están preparados para evitar la muerte súbita de sus comensales por parada cardiaca. Son aquellos que cuentan con un Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA) al formar parte de una iniciativa pionera en Europa.

Los restaurantes son: Sant Celoni, La Terraza del Casino, Combarro, Sansenxo. Goizeko Wellington, Gaztelupe, Goizeko Kabi, Zalacaín, Lágrimas Negras, Nodo, Pandelujo, Pedro Larumbe, Grupo José Luis, Paradis Madrid, Paradis Casa América, Las Cuatro Estaciones, Real Café Bernabéu, Señoría de Alcocer, El Almirez, Txistu y Asador Donostiarra.

La instalación de desfibriladores automáticos en lugares públicos debería permitir salvar a pacientes que sufren un infarto agudo de miocardio. “De las 35.000 muertes súbitas que se producen al año en España, un máximo de un 20% (7.000) serían tributarias de tratamiento, y en condiciones ideales, un 10% (700) debería sobrevivir”, explican los expertos.

El 88% de las muertes súbitas tiene origen cardiaco.

La red española de Restaurantes con Protección Cardíaca, es decir, que cuentan con un desfibrilador externo semiautomático, responde a esta idea. En el caso en el que un paciente pierda el conocimiento, estos aparatos pueden ser utilizados por cualquier persona con un mínimo entrenamiento, sin necesidad de ser un médico o personal sanitario.

El 88 por ciento de los casos de muerte súbita tiene un origen cardiaco, se produce por la falta de bombeo de sangre por parte del corazón, y en muchas ocasiones la enfermedad no se ha identificado.

La muerte súbita es aquel fallecimiento que ocurre por causas naturales, inesperado en el tiempo y en su forma de presentación, precedido por la pérdida brusca de la consciencia y que se produce en la primera hora tras el inicio de los síntomas. Representa entre el 8 y el 10% del total de muertes, y en España se producen anualmente más de 35.000 casos.

Fuente: EUROPA PRESS